• Descodificación de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender el análisis del niño?
  • Características del análisis de MRI
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido
  • Tasas de embarazo y valores de varianza.
Explicación de análisis

La apoplejía ovárica: síntomas, tratamiento y consecuencias

La apoplejía del ovario representa una grave amenaza para la salud y la vida de una mujer. El pronóstico es favorable solo con asistencia oportuna y sin complicaciones.

Contenido

Apoplejía del ovario, ¿qué es?

La apoplejía del ovario es una enfermedad ginecológica aguda, en la que se produce la ruptura de los vasos sanguíneos y el tejido ovárico. Las condiciones urgentes requieren atención médica urgente, ya que la hemorragia en la cavidad abdominal está cargada con una gran pérdida de sangre (hasta 2 litros) y la muerte.

Apoplejía ovárica

En los ovarios de las mujeres en edad reproductiva hay muchas vesículas llenas de líquido: estos son folículos primordiales. Todos los meses, uno de ellos madura un huevo. Deja el folículo (ovulados), en cuyo lugar se forma un cuerpo amarillo un poco más tarde. Sin el inicio del embarazo, no dura más de dos semanas, regresa y comienza la menstruación.

Durante la ovulación y el desarrollo del cuerpo amarillo, y especialmente si se violan estos procesos (por ejemplo, se forma un quiste), los vasos del tejido ovárico se vuelven más débiles y se dañan con facilidad. Esto conduce a una hemorragia.

La fuente del sangrado puede ser los vasos del folículo primordial, el estroma ovárico, el quiste: el cuerpo amarillo o folicular. Primero, la sangre se acumula, formando un hematoma, y ​​luego se vierte en la cavidad abdominal.

La enfermedad se detecta con mayor frecuencia en niñas y mujeres de 18 a 45 años, cuando los ovarios están funcionando activamente. Si la ruptura ya ha ocurrido, el riesgo de una nueva hemorragia es lo suficientemente alto.

Causas de la apoplejía

Causas de la apoplejía

Los casos de apoplejía del ovario izquierdo o derecho son más comunes en la segunda mitad del ciclo porque el cuerpo amarillo y el folículo maduro están trenzados con una gran cantidad de vasos sanguíneos. Además, la causa de la hemorragia se ve en la acción de la hormona luteinizante de la glándula pituitaria: se produce activamente durante la ovulación.

Factores internos:

  • Violación del proceso de ovulación, cuando el óvulo deja no solo la pared del folículo, sino también los tejidos adyacentes del ovario.
  • Vascularización del cuerpo amarillo (proliferación de vasos adicionales) o patología en su desarrollo, por ejemplo, la formación de un quiste.
  • Ubicación anormal del útero.
  • Proceso inflamatorio, cuando el tejido ovárico se vuelve vulnerable.
  • Un tumor creciente del útero u órganos vecinos que ejerce presión sobre el tejido.
  • Proceso adhesivo en una pelvis pequeña, por ejemplo, en el ovario después de una inflamación prolongada.
  • Mala coagulabilidad de la sangre.
  • Las patologías de los vasos ováricos - el adelgazamiento, la esclerosis, las venas varicosas.

Causas externas:

  • Aumento de la presión intraabdominal debido a sobreesfuerzo físico, relaciones sexuales, levantamiento de pesas, conducción.
  • Examen ginecológico con un espejo, especialmente durante el período de ovulación.
  • Lesión de la cavidad abdominal.
  • Recepción de anticoagulantes: medicamentos que diluyen la sangre.

La apoplejía del ovario derecho se diagnostica más a menudo que la izquierda, ya que hay más vasos sanguíneos en este lado y el suministro de sangre proviene de la aorta central.

Formas de patología

La clasificación inicial de la apoplejía ovárica identifica tres formas de la enfermedad:

  1. Forma dolorosa: no hay signos de hemorragia interna, pero hay dolor.
  2. Anemia, o hemorragia, - hay síntomas de hemorragia intraabdominal, el síndrome de dolor puede estar ausente.
  3. Mixto, que combina las dos especies mencionadas.

Los médicos modernos consideran esta división imprecisa, ya que la ruptura del ovario siempre está acompañada de hemorragia, y la condición se clasifica de acuerdo con el nivel de gravedad. El volumen de pérdida de sangre determina la forma leve, moderada o grave de apoplejía.

Síntomas de la apoplejía ovárica

Síntomas de la apoplejía ovárica

El signo principal de la apoplejía del ovario es un dolor repentino y agudo en el abdomen causado por el flujo de sangre hacia la cavidad abdominal y, a menudo, irradia al ano, la zona umbilical y la parte inferior de la espalda. El sangrado, además del síndrome de dolor, puede ir acompañado de otros síntomas:

  • caída en la presión sanguínea;
  • mareos y debilidad;
  • aumento del ritmo cardíaco;
  • aumento de temperatura y escalofríos;
  • boca seca;
  • vómitos, náuseas;
  • pérdida de la conciencia a corto plazo con disminución del pulso y escaldado de la piel.

Con la apoplejía, se pueden observar descargas sanguíneas intermenstruales desde la vagina y micción frecuente (hasta 10 o más veces al día).

Diagnostico

Después de estudiar las quejas, el historial médico (determinar la fase del ciclo menstrual, la presencia de patologías acompañantes) y examinar a la mujer, se realizan pruebas de diagnóstico:

  • El ultrasonido muestra la presencia de líquido en la cavidad abdominal.
  • Una prueba de sangre general revela una disminución en el nivel de hemoglobina y en la inflamación y un aumento de los leucocitos.
  • Punción de la cavidad abdominal desde el costado de la vagina, realizada bajo anestesia general.
  • Laparoscopia: es a la vez un método de diagnóstico y tratamiento quirúrgico.

Tratamiento de la apoplejía ovárica

Con la apoplejía del ovario, la cirugía es el método óptimo de terapia, pero algunos pacientes con patología leve se niegan a realizarla.

Pero la terapia conservadora no siempre es efectiva y se recomienda solo para mujeres que ya tienen hijos y que ya no van a dar a luz.

Si se planifica el embarazo, la laparoscopia es la principal medida terapéutica. Durante la operación se lleva a cabo la coagulación de la ruptura o sutura del ovario y, en el caso del quiste, su eliminación.

Contraindicaciones para la laparoscopía: hemorragia crítica con síncope (shock hemorrágico), alteración de la coagulación sanguínea, patología cardiovascular, asma bronquial , agotamiento severo.

El tratamiento conservador se lleva a cabo en un hospital bajo la supervisión constante del personal médico e incluye:

  • un estado de descanso completo;
  • la imposición de frío en la parte inferior del abdomen para estrechar los vasos y reducir el dolor;
  • drogas para eliminar espasmos (Papaverina, Drotaverin, No-shpa);
  • recepción gemostatikov - medios hemostáticos (Traneksam, Etamsilat, Amben);
  • fisioterapia - electroforesis, terapia de microondas;
  • terapia vitamínica (B1, B12, B6).

La repetición de un ataque de dolor se considera una indicación para el tratamiento quirúrgico.

Embarazo después de la apoplejía

Embarazo después de la apoplejía

Como resultado del tratamiento quirúrgico, el ovario conserva la capacidad de producir óvulos, ya que solo una parte se elimina con laparoscopia. Por lo tanto, con la asistencia oportuna brindada después de la apoplejía ovárica, puede quedar embarazada.

Esto también se aplica a la extirpación completa del órgano: en ausencia de complicaciones, el óvulo aún madurará en el otro lado, y la posibilidad de concepción persiste.

Surgen problemas si se forman adherencias en la cavidad abdominal. Con la apoplejía ovárica transferida, las consecuencias después de la operación se pueden minimizar, siguiendo todas las instrucciones del médico tratante.

El período de recuperación incluye:

  • terapia antibiótica antiinflamatoria;
  • procedimientos fisioterapéuticos;
  • uso de anticonceptivos confiables dentro de medio año después de la laparoscopia.

El riesgo de desarrollar el proceso de adhesión reduce la ingesta de medicamentos hormonales (Yarina, Regulon, Novinet y otros).

Prevención

El tejido ovárico después de la apoplejía está sujeto a un desarrollo repetido de la enfermedad, por lo que las medidas preventivas son importantes. Al desequilibrio expresado hormonal y las infracciones en el trabajo del sistema nervioso central que aparece después de la forma anémica de la patología, son fijados:

  • medios para mejorar la circulación cerebral;
  • medicinas nootrópicas;
  • anticonceptivos hormonales;
  • diurético si aumenta la presión intracraneal.

Para todas las mujeres, es necesario excluir los factores provocadores: inflamación de los apéndices y otras enfermedades de los órganos pélvicos, sobreesfuerzo físico. Es especialmente importante cuidarse en la segunda mitad del ciclo, durante el período de ovulación, antes y durante la menstruación.

Interesante

La información se proporciona con fines de información y referencia, un médico profesional debe prescribir un diagnóstico y prescribir un tratamiento. No te automediques. | Contactanos | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
La copia de materiales está prohibida. Sitio editorial - info @ medic-attention.com