• Descodificación de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender el análisis del niño?
  • Características del análisis de MRI
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido
  • Tasas de embarazo y valores de varianza.
Explicación de análisis

Cambios hepáticos difusos, parénquima: signos, causas, tratamiento

El hígado en el cuerpo humano desempeña el papel de un tipo de filtro a través del cual la sangre pasa y se elimina de las toxinas. Por naturaleza, esta glándula se crea para que las células hepáticas carezcan de terminaciones nerviosas. Es por eso que el tejido del hígado no puede doler.

La mayoría de las enfermedades en el hígado son asintomáticas. Esto sucede hasta que el hígado se vuelve demasiado grande. El órgano agrandado estira la cápsula, que cubre el hígado, actuando sobre las numerosas terminaciones nerviosas ubicadas en ella.

Luego, una persona comienza a experimentar dolor en la región del hígado ( hipocondrio derecho ), pero esto puede llevar años. Durante mucho tiempo es posible que no sepa que el hígado sufre y necesita ayuda. Las capacidades compensatorias del cuerpo son enormes. A menudo, los cambios patológicos se detectan accidentalmente durante el examen por ultrasonido de otros órganos.

Contenido

Cambios hepáticos difusos, ¿qué es?

Cambios hepáticos difusos

El concepto de "cambios difusos" no es un diagnóstico y no revela la esencia del proceso que se desarrolla en el cuerpo. Este término es utilizado por los médicos: diagnósticos cuando se realiza un diagnóstico de ultrasonido.

¿Qué es? Los cambios difusos en el hígado son un cambio en la estructura del tejido, que se extiende por todo el cuerpo de manera relativamente uniforme. Tantas enfermedades pueden aparecer. El médico que realiza la ecografía examina estos cambios en forma de aumento o disminución de la ecogenicidad del tejido hepático.

La conclusión hecha después de la ecografía es el punto de partida para métodos adicionales de examinar el hígado e identificar una enfermedad en particular.

La causa de la aparición de cambios difusos en el hígado puede ser enfermedades que afectan el parénquima hepático. Puede ser enfermedades hepáticas inflamatorias de naturaleza viral (hepatitis), degeneración grasa de los hepatocitos debido a intoxicación por alcohol, envenenamiento, uso a largo plazo de medicamentos potentes.

La estructura del hígado puede verse comprometida debido a enfermedades autoinmunes, con cirrosis de cualquier origen, tumores infiltrantes.

Además, pueden producirse cambios en el tejido hepático si no se sigue la dieta y cuando se consume excesivamente alimentos grasos y fritos. Con menos frecuencia, los cambios son de naturaleza innata.

Signos de cambios hepáticos difusos

Como ya se mencionó anteriormente, la enfermedad hepática durante mucho tiempo puede ser asintomática. El hígado puede dar signos, pero rara vez se evalúan adecuadamente.

Los síntomas de cambios difusos en el hígado pueden aparecer clínicamente como pesadez en el hipocondrio derecho, dolor de cabeza, fatiga, heces, pérdida de apetito, sabor amargo en la boca, olor de la boca.

La apariencia también puede indicar un mal funcionamiento en el hígado: la piel se vuelve insalubre con un tinte amarillo o marrón, en algunos casos, hay una pérdida de peso corporal.

Cambios hepáticos difusos en el diagnóstico por ultrasonido

Cambios hepáticos difusos con diagnóstico de ultrasonido

Uno de los métodos más accesibles y no invasivos para examinar el hígado es el ultrasonido. El ultrasonido del aparato está disponible en cada institución de diagnóstico médico.

Un buen método es también que no requiere una preparación larga. El paciente solo debe cumplir con la dieta durante un par de días antes del estudio, con el objetivo de reducir la formación de gases en el intestino. Las burbujas de gas distorsionan la imagen real e interfieren con la revisión de los órganos.

El estudio debe ser realizado por un médico que tenga una educación y un certificado para esta especialidad en particular.

Consideremos qué cambios difusos puede detectar el médico al realizar una ecografía del hígado.

Hígado sano

Si el hígado de la persona es absolutamente saludable, con el diagnóstico de ultrasonido tiene dimensiones normales, bordes suaves. La ecogenicidad del hígado normalmente debe ser de baja intensidad. En las ubicaciones de los vasos, la ecogenicidad se reduce.

La estructura debe ser uniforme en todo el cuerpo con una característica granularidad fina del hígado.

Cambios en la hepatosis del hígado graso

La hepatosis grasa es una condición en la cual la grasa se deposita en el citoplasma de los hepatocitos. Este es un fenómeno muy común con la intoxicación por alcohol, la obesidad y la diabetes.

Los cambios difusos de grasa en las células hepáticas en la ecografía se registran como una mejora del eco en toda el área del órgano. El hígado está agrandado y tiene bordes redondeados. A veces, los cambios hepáticos difusos se combinan con cambios en el páncreas y el bazo.

Si la hepatosis grasa se deja sin tratamiento, en el futuro puede convertirse en cirrosis del hígado.

Cambios difusos en el parénquima hepático

Cambios difusos en el parénquima hepático

Con la cirrosis, el tejido hepático germina con un tejido conectivo que forma lóbulos falsos del hígado. El hígado se vuelve denso, con una superficie irregular, hepatocitos de diferentes tamaños: la parte se agranda compensatoriamente, la parte se encuentra en estado de atrofia. En el sitio de los hepatocitos muertos crece tejido conectivo grueso.

El ultrasonido revela lo siguiente:

  1. El aumento del eco se nota. El tejido del hígado tiene un aspecto de mosaico.
  2. El tamaño del órgano aumenta (en la última etapa de la enfermedad, por el contrario, se reduce).
  3. La superficie del hígado es tuberosa debido a la formación de nudos.
  4. El patrón vascular cambia: la vena porta con una pared engrosada, se encuentran numerosas colaterales.

U3-signos de hepatitis

La hepatitis es un cambio inflamatorio en el hígado causado por virus, alcohol, toxinas, etc. La hepatitis puede ser aguda y crónica. Los signos UZ en la hepatitis son inespecíficos. Para diagnosticar el médico tiene el derecho solamente después de la realización de los análisis correspondientes.

En la hepatitis aguda y crónica, los ecos aumentan. El hígado está agrandado El parénquima puede ser homogéneo o con focos de heterogeneidad.

Debido a que es difícil hacer un diagnóstico preciso basado en los resultados de un ultrasonido solo, el médico que realizó el estudio concluye solo la naturaleza de los cambios observados: cambios difusos o focales en el tejido hepático.

En el futuro, el paciente debe someterse a un diagnóstico más detallado para aclarar el diagnóstico.

Tratamiento de cambios hepáticos difusos

Tratamiento de cambios hepáticos difusos

Antes de pensar en cómo tratar los cambios en el tejido hepático, el médico debe determinar qué enfermedad provocó estos cambios. Para hacer esto, debe realizar pruebas y estudios adicionales. Solo después de que se realiza un diagnóstico clínico, se prescribe el tratamiento.

Si el tratamiento tendrá éxito depende de la naturaleza de la enfermedad y del grado de cambio en el tejido hepático. Se detectan cambios difusos moderados en el tejido hepático en un gran número de personas. Más a menudo, su apariencia está asociada con una dieta inadecuada, el consumo de bebidas alcohólicas, el tabaquismo y la ecología deficiente.

En la mayoría de los casos, los cambios difusos responden bien al tratamiento. Por ejemplo, pueden eliminarse los cambios difusos en el parénquima hepático, que se desarrollan como un tipo de hepatosis grasa.

Es suficiente solo para excluir por completo la causa, lo que lleva a la obesidad de los hepatocitos. Los estudios han demostrado que la degeneración grasa de los hepatocitos, causada por la intoxicación por alcohol, con la exclusión del factor provocador, es capaz de desarrollo inverso. En 6 meses, los hepatocitos que contienen gotas de grasa en su citoplasma se vuelven absolutamente sanos.

Esto no solo concierne al alcohol, sino a la obesidad del hígado debido a la desnutrición. Es necesario seguir una dieta, para que la grasa deje de depositarse en las células del hígado.

Hay situaciones en las que el paciente se ve obligado a tomar medicamentos complejos que tienen un efecto tóxico sobre los hepatocitos durante mucho tiempo. A menudo esto se observa en el tratamiento de enfermedades graves que requieren una terapia a largo plazo, por ejemplo, en tuberculosis o procesos tumorales.

En este caso, la aparición de cambios en el tejido hepático es inevitable. Para prevenir el daño hepático, el médico receta medicamentos hepatoprotectores. Las medicinas de este grupo pueden formar una capa protectora en la superficie de la célula hepática, protegiéndola del daño tóxico.

También es efectivo el tratamiento de enfermedades virales, es suficiente para someterse a una terapia antiviral. Es importante consultar a un médico cuando los cambios en el tejido aún no han logrado ir muy lejos, y la estructura del hígado no se ha deformado.

Está claro que con la cirrosis o el proceso tumoral difuso es bastante difícil y casi imposible restaurar el hígado a su estructura anterior. Pero con una visita oportuna al médico, puede suspender el proceso patológico y salvar la vida del paciente.

No se asuste cuando vea la frase "cambios difusos" en conclusión. Algunas veces esto es incluso beneficioso para el paciente. Por lo tanto, si se detecta un cambio leve o moderadamente expresado, existe la posibilidad de una curación completa y prevención del desarrollo de enfermedades hepáticas graves con una marcada alteración en la estructura y función del órgano.

Interesante

La información se proporciona con fines de información y referencia, un médico profesional debe prescribir un diagnóstico y prescribir un tratamiento. No te automediques. | Contactanos | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
La copia de materiales está prohibida. Sitio editorial - info @ medic-attention.com