• Descodificación de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender el análisis del niño?
  • Características del análisis de MRI
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido
  • Tasas de embarazo y valores de varianza.
Explicación de análisis

Vasculitis hemorrágica: signos, síntomas y tratamiento

Esta enfermedad, llamada en medicina por el síndrome de Henry Henoch o púrpura alérgica (reumática), se diagnostica principalmente en pacientes de 5 a 13 años. En adultos, los casos de vasculitis hemorrágica también son frecuentes.

Con menos frecuencia, ocurre en niños menores de 3 años. El desarrollo de esta enfermedad siempre está asociado con el daño a las paredes de los lechos vasculares, un mayor grado de su permeabilidad, la activación del proceso del metabolismo de las proteínas y una mayor producción de respuestas inmunitarias.

Contenido

Vasculitis hemorrágica: ¿qué es?

Vasculitis hemorrágica

La vasculitis hemorrágica es una enfermedad sistémica de la serie de vasculitis , caracterizada por la derrota de las paredes de los vasos sanguíneos más pequeños del cuerpo: capilares, vénulas y arteriolas. Esta condición siempre va acompañada de una violación de la estructura de estas corrientes sanguíneas.

Como regla general, la enfermedad se produce con la presencia de inflamación aséptica, lo que aumenta significativamente la probabilidad de coágulos de sangre. En presencia de púrpura reumática, no solo sufren los flujos sanguíneos de la piel, sino también los órganos internos (articulaciones, riñones, tracto gastrointestinal).

Causas de vasculitis hemorrágica

El principal mecanismo desencadenante de esta enfermedad es la infección de diversas etiologías. Estos pueden ser hongos, bacterias o virus. Además, el desarrollo de la enfermedad afecta la ingesta de ciertos medicamentos, las condiciones ambientales desfavorables en las que vive el paciente.

Los factores predisponentes a la aparición de vasculitis hemorrágica son:

  • picaduras de insectos;
  • quemaduras térmicas;
  • traumas de diferente génesis;
  • intoxicación debido a la ingestión de venenos biológicos;
  • procedimientos de vacunación;
  • trastornos funcionales congénitos del sistema inmune;
  • enfermedades catarrales;
  • sobrecalentamiento o hipotermia del cuerpo;
  • reacciones alérgicas causadas por agentes alimenticios.

Signos y síntomas de vasculitis hemorrágica, foto

síntomas de vasculitis hemorrágica, foto

foto de los síntomas en la piel

1. Erupciones en la piel

Los síntomas de la vasculitis hemorrágica en adultos se manifiestan por pápulas hemorrágicas (erupción) de diámetro pequeño, que se forman principalmente en la piel de las nalgas, los pies, los muslos y las espinillas, y más raramente, en la piel de la parte superior del cuerpo. La erupción tiene un color rojo intenso y no desaparece cuando se presiona. Algunas veces las pápulas forman conglomerados. Las erupciones, como regla, se ubican simétricamente.

De gran importancia es la gravedad del curso de la vasculitis hemorrágica. Los síntomas también pueden tener una intensidad diferente.

En enfermedades especialmente graves, aparece una pequeña acumulación de exudado purulento en el centro de las pápulas, lo que conduce a la formación de erosión. Si hay una forma crónica, las úlceras tienden a sanar, después de lo cual la piel se marca con abundante descamación y pigmentación persistente.

2. Inicio agudo de la enfermedad

La púrpura alérgica se produce principalmente en la temporada de primavera y se caracteriza por una corriente intensa en las etapas iniciales de su desarrollo. A menudo esto sucede después de la patología infecciosa transferida del sistema respiratorio. La condición a menudo va acompañada de un aumento en la temperatura corporal, tanto subfebril como significativa.

3. Trastornos gastrointestinales

Trastorno de defecación, náuseas, vómitos repetidos, dolor abdominal: todos estos signos indican que el paciente desarrolló vasculitis hemorrágica, cuyos síndromes de manifestaciones abdominales pueden tener diferente intensidad. Y los pacientes no pueden especificar la localización exacta del dolor.

4. Lesión de las articulaciones

Este síntoma ocurre en el 75% de los pacientes. Síndrome de Shenlaine Henoch está acompañado de dolor, hinchazón y enrojecimiento de la piel en las articulaciones. A veces, tal sintomatología como se expresa, que hay una restricción de la movilidad articular / articular.

Muy a menudo sufren de articulaciones grandes, por ejemplo, codos, tobillos, rodillas.

5. Daño renal

En 3 pacientes de cada 10 pacientes, la enfermedad está acompañada de glomerulonefritis. El grado de hematuria puede ser diferente. La derrota de los riñones en el contexto de la púrpura reumática puede conducir al desarrollo de insuficiencia renal.

Formas de vasculitis hemorrágica

En medicina, esta patología generalmente se clasifica según las manifestaciones que acompañan su curso.

  1. Piel y abdominal Los órganos del sistema digestivo se ven afectados, el síndrome de dolor en la región peritoneal es pronunciado, a menudo hay un cólico intestinal, hay una erupción cutánea.
  2. Piel. Con el desarrollo de esta forma de enfermedad, la lesión afecta solo a la piel, sobre la cual existen exantemas claramente delineados de color cereza oscuro. Con mayor frecuencia, la erupción se localiza cerca de las articulaciones en las superficies extensoras de los miembros y los glúteos inferiores (raramente superiores). En el fondo del exantema aparece una erupción papular, que a menudo va acompañada, por ejemplo, de vasculitis hemorrágica cutánea-abdominal. La forma cutánea de esta enfermedad tiene una tendencia a intenso picor en el área de formación de pápulas y exantema.
  3. Piel y articulación. Junto con las pápulas hemorrágicas, hay daños en los tejidos de las articulaciones. La mayoría de las veces son articulaciones de rodilla, tobillo y codo.
  4. Renal. En este caso, los pacientes tienen lesiones renales de genesis diferente. La erupción cutánea está ausente.

Vasculitis hemorrágica: forma dérmico-articular

forma dérmica-articular de vasculitis hemorrágica

La forma de la vasculitis hemorrágica en la piel y en las articulaciones merece una descripción por separado, se caracteriza por un desarrollo rápido. Algunas veces, antes del inicio de la enfermedad, una persona experimenta dolores de cabeza y malestar general combinados con un aumento de la temperatura corporal.

En la superficie de la piel, como resultado de numerosas hemorragias, se forman pequeñas manchas rojas de forma redondeada. Más a menudo se fusionan entre sí.

Además, la forma cutáneoarticular de la patología se caracteriza por la aparición de ampollas, focos inflamatorios, hinchazón de la piel y tejidos blandos en la región articular. Si el curso de la vasculitis es particularmente grave, la forma de la articulación de la piel puede entrar en una forma necrótica.

Diagnóstico de vasculitis hemorrágica

Los cambios experimentados por las muestras biológicas del paciente durante un examen de laboratorio no se pueden llamar específicos. Para confirmar el diagnóstico, preste atención al nivel:

  • ESR;
  • trombocitos;
  • leucocitos;
  • alfa-2-globulinas;
  • inmunoglobulinas A y G;
  • proteínas reactivas;
  • seromucoides;
  • fibrinólisis;
  • fibrinógeno;
  • crioglobulinas;
  • DFA;
  • anti-hialuronidasa;
  • monómeros de fibrina;
  • antiestreptolisina.

Durante la investigación, es necesario diferenciar la vasculitis hemorrágica. El diagnóstico de la enfermedad no es difícil para los médicos.

La dificultad puede ser solo en la determinación de su forma de desarrollo y la posibilidad de confusión, por ejemplo, patología abdominal con alguna otra enfermedad:

  • obstrucción intestinal;
  • pancreatitis;
  • colecistitis;
  • peritonitis;
  • una inflamación del apéndice.

Además, las pápulas hemorrágicas pueden ser una de las manifestaciones:

  • trombocitopenia;
  • vasculitis crioglobulinémica;
  • síndrome paraneoplásico;
  • sepsis ;
  • meningitis meningocócica.

El tratamiento de la vasculitis hemorrágica

El tratamiento de la vasculitis hemorrágica

Métodos tradicionales

La duración y la naturaleza del tratamiento de la vasculitis hemorrágica en niños y adultos depende del grado de gravedad, la forma clínica y la fase de su desarrollo. Con todas las formas de la enfermedad, se recetan antiagregantes: Trental y Curantil. En casos particularmente graves, para potenciar el efecto antiagregación, se prescriben al paciente dos de estos fármacos simultáneamente.

También nombrar y recibir anticoagulantes. La recepción de la risa, las dosis únicas y diarias se seleccionan individualmente para cada paciente. A menudo, los pacientes reciben una inyección intravenosa o subcutánea de heparina. En la segunda variante, la droga entra al cuerpo a través de tejido graso en la región abdominal.

Si es necesario, el médico prescribe activadores de la fibrinólisis. Estos son ácido nicotínico y todos sus derivados. Además de estos medicamentos, se nombran:

  • glucocorticosteroides;
  • vitaminas E y A;
  • estabilizadores de membrana;
  • citostáticos;
  • analgésicos;
  • antiespasmódicos;
  • enterosorbentes;
  • antiinflamatorio

En el tratamiento de la vasculitis hemorrágica en adultos, puede indicarse el paso del procedimiento de plasmaféresis. El método de elección se elige en función de la gravedad de la patología. Por medio de la plasmaféresis es posible conseguir la purificación del plasma de sangre de los agentes tóxicos a nivel molecular.

Cirugía

Los métodos quirúrgicos de tratamiento se llevan a cabo en casos extremos: cuando se necesita reemplazar un riñón nuevo a cambio del afectado, cuyas funciones no se pueden restaurar. Además, la intervención quirúrgica se puede realizar en el intestino para eliminar el área afectada.

La vasculitis hemorrágica en el DCI se clasifica como patologías vasculares graves y es uno de los tipos de vasculitis inmunitaria. Se denota por el código D69.0 y más a menudo se llama púrpura alérgica.

Métodos folclóricos

1. Pase a través de la picadora de carne 3 limones y 2 piezas. clavos de olor (especias). Agregue 500 g de azúcar a la mezcla y vierta en agua tibia (1.5 l). Coloque la masa en un frasco de vidrio con tapa y retírela durante 15 días en un lugar oscuro. Al final del período, tome el medicamento tres veces al día antes de las comidas hasta 15 g.

2. Muela 5 partes de hojas de ruda y agregue 1 parte de mantequilla (puede reemplazarse con aceite vegetal). Revuelva bien y coloque en un recipiente de vidrio, que se deja durante 10 días en un lugar oscuro y seco. Cuando la mezcla esté infundida, frótela 4 veces al día en el área afectada.

3. Picar finamente y mezclar las hierbas (10 g cada una): menta, caléndula, cola de caballo, cuerda, brotes de álamo, saúco y milenrama.
Cada mañana, vierta 10 gramos de la mezcla de hierbas con agua hirviendo (300 ml), insista, filtre y beba la infusión, dividiéndola en tres comidas.

Vasculitis hemorrágica en niños

Vasculitis hemorrágica en niños

síntomas de vasculitis hemorrágica en niños, foto

Los padres pueden no sospechar de inmediato que el niño ha caído enfermo con púrpura alérgica y omitir la aparición de la enfermedad, ya que en el 50% de los pacientes pequeños no desarrolla una erupción cutánea.

Los médicos recomiendan prestar atención al cambio en el comportamiento y el estado de ánimo del bebé. Se pondrá inquieto o, por el contrario, perezoso, tendrá una temperatura subfebril y pérdida de apetito. Si encuentra esta sintomatología, contacte a su proveedor de atención médica de inmediato.

Arriba (en la sección sobre signos y síntomas) se presentó información sobre las manifestaciones de la vasculitis hemorrágica en adultos. En cuanto a los niños, los síntomas de la púrpura alérgica son algo diferentes:

  • alta probabilidad de desarrollo de procesos de generalización y recaída;
  • sensibilidad abdominal;
  • molestias en las heces, náuseas y vómitos (a veces);
  • inicio extremadamente agudo y curso posterior de la enfermedad;
  • angioedema limitado en la zona de la articulación;
  • componente exudativo intensivo.

Complicaciones de la vasculitis hemorrágica

En ausencia de un tratamiento oportuno y adecuado de esta patología, pueden ocurrir serias consecuencias negativas en la forma de:

  • insuficiencia renal;
  • violaciones del hígado y corazón;
  • anemia por deficiencia de hierro;
  • hemorragia pulmonar;
  • obstrucción intestinal;
  • peritonitis;
  • diatesis hemorrágica.

Prevención de la vasculitis hemorrágica

  1. Evite el esfuerzo físico intenso.
  2. Fortalece la inmunidad
  3. Hasta el final cura enfermedades infecciosas.
  4. No sobrerrefresco el cuerpo.
  5. No automedique ninguna enfermedad cuando exista un uso descontrolado de medicamentos.

Con el tiempo, busque ayuda si encuentra los primeros signos de vasculitis hemorrágica. Si bien la enfermedad se encuentra en una etapa temprana de desarrollo, es fácilmente tratable.

De lo contrario, pueden ocurrir consecuencias deplorables, incluso hasta la muerte debido al síndrome renal agudo, hemorragia cerebral o lesiones vasculares del SNC. ¡Cuida tu salud!

Interesante

La información se proporciona con fines de información y referencia, un médico profesional debe prescribir un diagnóstico y prescribir un tratamiento. No te automediques. | Contactanos | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
La copia de materiales está prohibida. Sitio editorial - info @ medic-attention.com