• Descifrado de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender los análisis en un niño?
  • Características del análisis de resonancia magnética
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido.
  • Normas durante el embarazo y los valores de las desviaciones.
Descifrado de análisis

Kefalogematoma: en recién nacidos en la cabeza, fotos, tratamiento y consecuencias.

Las mayores pruebas recaen en una persona desde el comienzo de su vida, en el momento en que nace. No todos los niños logran pasar el canal de parto sin consecuencias. Uno de ellos puede ser un cefalohematoma en recién nacidos.

Que es esto Cephalhaematoma (Cephalhaematoma) es una de las formas de lesiones de nacimiento causadas por un proceso hemorrágico (hemorragia) entre el hueso craneal y el pericardio (periostio del cráneo) que forma un hematoma (cavidad llena de sangre), ver foto.

El mecanismo de la formación de cefalohematomas en los recién nacidos en la cabeza está asociado con el proceso de nacimiento, durante el cual la piel se desplaza junto con el pericardio en la cabeza del bebé, causando rupturas vasculares en la brecha entre el periostio y el hueso craneal.

Kefalogematoma

foto 1

El hematoma puede ser de varios tamaños, dependiendo de la cantidad de sangre que se acumule en él (5-150 ml). En la cavidad del hematoma, está en estado líquido, sin coagulación durante mucho tiempo, lo que se debe a la falla del sistema hemostático en el cuerpo de los recién nacidos, lo que contribuye a la acumulación constante de sangre un par de días después del parto y un aumento en el tamaño de la formación.

Después de una semana y media, el hematoma disminuye y, después de un mes, puede desaparecer por completo.

La localización habitual de los cefalohematomas es la zona parietal del cráneo, pero es posible la formación en la zona occipital, temporal o frontal. Tiene un contorno claro y nunca va más allá del área de las suturas óseas del cráneo, su restricción asegura la fusión pericraneal con el hueso craneal en el área de sutura, manteniendo el hematoma en un área, que es su principal característica distintiva.

En apariencia, dicho hematoma es similar a un tumor normal con contenido interno en movimiento, sus bordes están rodeados por un rodillo. La piel que cubre el tumor no cambia su estructura elástica y el color.

Muy a menudo, las fracturas óseas se encuentran debajo del cefalohematoma. 5 de cada mil bebés sufren tales lesiones.

Contenido

¿Por qué se forman los cefalohematomas?

Kefalogematoma: en recién nacidos en la cabeza

La formación de cefalohematomas en un recién nacido se ve facilitada por muchos factores provocadores:

  • Posición incorrecta del niño en el seno de la madre: oblicua longitudinal o transversal;
  • Tamaños grandes del niño;
  • Desviaciones en el desarrollo fetal debido a disfunciones polisistémicas, endocrinas y metabólicas;
  • La forma hidrocefálica de la cabeza fetal, superando su crecimiento, con patologías infecciosas;
  • Complicaciones severas que causan un embarazo post-término;
  • Entrelazar al bebé con un cordón umbilical, lo que puede provocar hipoxia y no permitirá que el feto pase libremente por el canal de parto.

La causa de las hemorragias en un bebé pueden ser anomalías en la estructura de la pelvis de la mujer en trabajo de parto: estrechas o planas, la presencia de hueso o cartílago en los huesos de la pelvis.

La edad de la mujer también es de gran importancia, ya que en la edad adulta a menudo no existe una discrepancia completa en los huesos pélvicos, lo que crea un obstáculo para la salida libre del feto.

Puede haber una debilidad en el trabajo de parto: músculos uterinos debilitados y la debilidad de sus funciones contráctiles no puede ayudar al niño en la cantidad adecuada.

La formación de hemorragia puede desencadenarse por el curso rápido del parto. El empuje rápido del feto no solo conduce a una fuerte caída de presión (el efecto del barotrauma), que puede afectar los vasos, sino que también provoca una lesión en la cabeza del bebé, causando daño vascular.

Tipos de daños y severidad

Cefalohematoma en recién nacidos foto 3

foto 3

A menudo, las formaciones hemorrágicas (cefalohematomas) se combinan con varios otros problemas, lo que lleva a su clasificación de especies.

  1. Junto con violaciones de la integridad de los huesos del cráneo (fracturas abolladas).
  2. Combinado con hematoma epidural.
  3. Acompañado de accidente cerebrovascular hemorrágico.
  4. En combinación con déficit neurológico focal o cerebral.

La gravedad del proceso está determinada por el tamaño de la hemorragia (hemorragia).

  • Las hemorragias con un área de hasta 4 cm de diámetro se refieren al primer grado de gravedad;
  • En el segundo grado, el área de la hemorragia toma de 4 a 8 cm.
  • El tercer grado incluye hemorragias que ocupan más de 8 cm de diámetro o su combinación con cefalohematomas múltiples que exceden este indicador.

Pequeñas manifestaciones de procesos hemorrágicos caen bajo la clasificación de focal. Con un proceso extenso, un cefalohematoma es una definición común.

Tratamiento de cefalohematomas en recién nacidos

Los bebés con dicha anomalía son supervisados ​​por un pediatra, un neonatólogo y un cirujano (si es necesario).

Los cefalohematomas menores (primer grado de gravedad) disminuyen independientemente dentro de los siete días posteriores al parto. Para detener la hemorragia y estimular la hemostasia, al bebé se le recetan medicamentos que contienen calcio y vitaminas del grupo "K".

En ausencia de procesos complicados, no se requiere ningún otro tratamiento. Las hemorragias menores pasan dentro de un mes.

En formaciones grandes que corresponden a la segunda o tercera etapa, el cirujano realiza el bombeo del fluido sanguíneo por punción de la pared vascular (punción). Con la aplicación posterior de un vendaje de presión en el sitio de la lesión.

  • Si esto se ignora, el resultado de un quetalohematoma neonatal puede ser ictericia transitoria, causada por la impregnación de las estructuras de tejido adyacentes con sangre y el ingreso de bilirrubina como resultado de la descomposición del tejido.

Cuando no se extrae la sangre a tiempo, comienza el proceso de osificación del pericráneo, lo que provoca deformidades craneales y la formación de una cabeza asimétrica del bebé. Para corregir la situación solo se puede realizar una cirugía para extirpar áreas endurecidas de los huesos craneales.

Incluso una ligera pérdida de sangre durante la cirugía puede provocar el desarrollo de anemia hemolítica en un niño. Además, las reacciones de inflamación no están excluidas en los tejidos lesionados.

Unir infecciones está plagado de procesos supurativos. En tales casos, el tratamiento de los cefalohematomas en los recién nacidos se lleva a cabo abriendo el hematoma, limpiando su cavidad, instalando drenaje y luego aplicando un apósito antiséptico.

Es posible el nombramiento de ungüentos Traumeel y preparaciones antibióticas. Con pequeños hematomas y la ausencia de complicaciones concomitantes, el niño es dado de alta del hospital el décimo día.

Con un área extensa de hemorragia y situaciones complicadas relacionadas, el proceso de tratamiento puede prolongarse indefinidamente. El niño está sujeto a observación de seguimiento por parte de un neurólogo y cirujano, que en el próximo año debe observar al bebé y controlar su estado.

  • Las consecuencias negativas de la patología son raras, principalmente con los procesos en ejecución.

Posibles efectos de los cefalohematomas

consecuencias de los cefalohematomas Básicamente, un kefalogematoma no aparece en la cabeza con ninguna consecuencia en el recién nacido. Solo en situaciones excepcionales y raras, debido a procesos de carrera, con muchos factores agravantes, puede haber una desaceleración general en el desarrollo, la manifestación de un síndrome neurológico, el desarrollo de craneostenosis (un cambio en la forma craneal) o una desaceleración de las funciones motoras musculoesqueléticas (formas espástica, hemipléjica, discinética o atáxica). Parálisis cerebral).

Nadie ha logrado asegurar a su futuro hijo de posibles lesiones durante el parto. Pero cada futura "madre" es capaz de garantizar su desarrollo intrauterino cómodo y adecuado.

La prevención de formaciones hemorrágicas no es complicada: nutrición adecuada y equilibrada, eliminación de malos hábitos y cumplimiento de todas las recomendaciones médicas. Para un niño bien desarrollado, el proceso de nacimiento tendrá lugar de forma natural y fácil.

Interesante

La información se proporciona con fines informativos y de referencia, un médico profesional debe diagnosticar y prescribir el tratamiento. No automedicarse. El | Contacto | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
Copiar materiales está prohibido. Personal editorial - info @ medic-attention.com