• Descifrado de pruebas en línea - orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias e inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender el análisis del niño?
  • Características del análisis de resonancia magnética.
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido.
  • Normas durante el embarazo y valores de desviaciones.
Descifrado de análisis

Quiste cervical: causas, síntomas y tratamiento.

La membrana mucosa que recubre la superficie del cuello uterino y se llama endocervix está provista de glándulas nabot. Secretan moco que evita la penetración de infecciones en los genitales internos.

La violación de estas glándulas provoca la formación de quiste cervical. Los síntomas y el tratamiento, las causas y los tipos de patología se tratan en detalle en esta publicación.

Contenido

Quiste en el cuello uterino: ¿qué es?

Normalmente, la secreción de moco sale fácilmente a la superficie. Pero si los conductos excretores se obstruyen, el moco se acumula en las glándulas, formando quistes en el cuello uterino.

Quiste en el cuello uterino: ¿qué es?

Quiste en el cuello uterino, foto

La causa es un proceso infeccioso-inflamatorio de la esfera sexual, trastornos hormonales o lesión tisular.

Externamente, los quistes se ven como nódulos o vesículas llenas de líquido ligero o acné, y se pueden ubicar en el cuello uterino y en el canal cervical.

Los quistes endocervicales en el cuello uterino son de dos tipos:

  • single o endometrioid;
  • Plural, otros nombres - Nabotov, retención.

Se forma un solo quiste debido a la penetración de las células endometriales en el área lesionada, tiene un tinte azulado, a veces sangrado. Su tamaño aumenta antes de la menstruación.

Los quistes de retención tienen la apariencia de nódulos blancos, que contienen la secreción mucosa acumulada y el epitelio escamoso. Esta variedad es a menudo el resultado del cérvix ectópico autocurativo.

Causas de

Factores que afectan la formación de quistes:

  • Enfermedades infecciosas de los órganos genitales: la inflamación de los tejidos afecta las glándulas, debido a esto, la salida de moco es difícil.
  • El trabajo de las glándulas nabot se altera en el proceso de curación activa de las áreas lesionadas después del parto, lo que causa la obstrucción de los conductos excretores con secreción de moco. Esta es la causa más común de quiste cervical.
  • Período climatérico: los cambios hormonales en el cuerpo de una mujer conducen a un adelgazamiento de la membrana mucosa. Las glándulas se vuelven más sensibles a las irritaciones externas y producen más moco que no tiene tiempo para salir a la superficie.

Las causas poco frecuentes de nódulos quísticos en el cuello uterino son tumores o anomalías congénitas en el cuerpo. De acuerdo con esto, se distinguen los tipos de quistes malignos y disontogenéticos.

Síntomas de un quiste en el cuello uterino

Síntomas de un quiste en el cuello uterino

La aparición de quistes, foto.

Las entidades pequeñas rara vez se dan a conocer. Los síntomas del quiste cervical ocurren cuando la cápsula glandular con moco acumulado alcanza tamaños grandes. Los signos son los siguientes:

  • Excreción de sangre entre periodos;
  • dolor durante las relaciones sexuales;
  • Dolor intermitente en la parte baja del abdomen, a menudo tirando.

Habiendo notado al menos uno de los síntomas, uno no debe dudar en hacer una cita con un ginecólogo, ya que el sangrado y las molestias intermenstruales pueden ser manifestaciones no solo de quistes, sino también de un tumor maligno.

Estos signos de quistes cervicales suelen ir acompañados de flujo vaginal, debido a la presencia de infección en los genitales.

Diagnósticos

La identificación de los nódulos quísticos no es difícil: se detectan durante un examen ginecológico. Después de eso, se realiza una colposcopia (examen del cuello uterino y las paredes de la vagina con un dispositivo óptico, un colposcopio) o una ecografía para aclarar el diagnóstico.

En el futuro, el médico prescribe un análisis de frotis bacterioscópico para determinar la microflora y estudiar la presencia de infección.

En la etapa del diagnóstico, es importante excluir un cáncer, por lo tanto, un método adicional de examen antes de la designación de la terapia es el estudio de las células epiteliales para la transformación maligna.

¿Qué hacer si se encuentran quistes en el cuello uterino? Sobre el tratamiento de la enfermedad, sigue leyendo.

Tácticas de tratamiento del quiste cervical.

La terapia de los quistes mucosos purulentos se realiza en dos etapas. En la primera se perforan, eliminando el contenido, y en la segunda, si es necesario, se toman antibióticos de acuerdo con la infección específica que causó la formación de nódulos.

La punción no se realiza durante la menstruación y 3 días antes de que comience. Esto es para minimizar el riesgo de endometriosis en los tejidos del útero.

En lugar del método quirúrgico habitual para el tratamiento del quiste cervical, se utilizan los siguientes métodos:

  • crioterapia (cauterización de nódulos con nitrógeno líquido);
  • eliminación de ondas de radio;
  • cauterización láser;
  • electrocoagulación.

De estos, los dos primeros se consideran las opciones más benignas, ya que el uso de nitrógeno líquido y las ondas de radio evitan la formación de cicatrices.

El tratamiento con láser es algo doloroso. Sin embargo, no solo elimina los tejidos de la glándula agrandada, sino que también quema los vasos sanguíneos, lo que es especialmente útil para un quiste de sangrado endometrioide.

El método láser prácticamente no tiene complicaciones, por lo que se recomienda para las mujeres que aún no han dado a luz.

Después de la cauterización de un quiste del cuello uterino durante varios días, se puede observar dolor en la parte inferior del abdomen. Para acelerar la regeneración del tejido, 10 días después de la operación, se recetan velas curativas y, después de un mes, es necesario someterse a un examen de revisión en el ginecólogo.

¿Es peligroso el quiste en el cuello uterino?

¿Es peligroso el quiste en el cuello uterino? En la mayoría de los casos, los quistes en el cuello uterino no representan un peligro para la vida y la salud. No degeneran en cáncer, no interfieren con el curso normal del embarazo, no complican el parto y no provocan la aparición de formaciones quísticas ováricas.

Pero si están infectados y aumentan de tamaño, pueden causar algunos problemas:

  • Si los microorganismos patógenos penetran en la cavidad de la glándula con moco acumulado, se desarrolla un infiltrado purulento en el quiste: comienza la inflamación. Con el tiempo, puede diseminarse hasta el útero y los apéndices.
  • Los nódulos quísticos grandes a veces actúan como una causa mecánica de infertilidad, ya que aprietan el canal cervical, impidiendo la concepción. La extirpación de un quiste elimina completamente este problema.

Para la detección y eliminación oportuna de los quistes, hágase un examen ginecológico regularmente, controle cuidadosamente su bienestar y comuníquese con un especialista para detectar cualquier señal de advertencia.

Quiste del cuello uterino DCI 10

Sección Q51 - Malformaciones congénitas del cuerpo y el cuello uterino.

  • Q51.6 - Quiste embrionario del cuello uterino
Interesante

La información se proporciona con fines informativos y de referencia. Un médico profesional debe diagnosticar y prescribir el tratamiento. No se automedique. | Contacto | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Health On-Line
Queda prohibida la copia de materiales. Edición del sitio - info @ medic-attention.com