• Descodificación de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender el análisis del niño?
  • Características del análisis de MRI
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido
  • Tasas de embarazo y valores de varianza.
Explicación de análisis

Linfadenitis en niños y adultos: síntomas y tratamiento

¿Qué es?

La linfadenitis es una consecuencia del proceso inflamatorio en desarrollo, que se manifiesta por la participación de los ganglios linfáticos. Ocurre como resultado de entrar en el ganglio linfático con linfa o sangre de microorganismos patógenos y sustancias tóxicas, productos de la descomposición de los tejidos.

Puede ser una enfermedad independiente y una señal sobre la presencia de un proceso patológico en un órgano particular. Se considera como una manifestación de la función de barrera del sistema linfático, un restrictor de la infección.

Sobre los motivos

Linfadenitis

Muy a menudo, las causas de la linfadenitis son procesos inflamatorios agudos, subagudos y crónicos (forúnculo, flemón, úlceras). Muy raramente, con infección directa del ganglio linfático o trauma, se produce linfadenitis primaria.

El papel principal en la etiología pertenece al estafilococo, los patógenos menos frecuentes son estreptococos, micobacterias, toxoplasma, protozoos. Se observa un aumento generalizado de los ganglios linfáticos con toxoplasmosis, SIDA, mononucleosis y tuberculosis.

La linfadenitis regional se produce en el contexto del herpes genital, la tularemia y la sífilis. La ampliación de los ganglios linfáticos puede ser provocada por su infiltración de células malignas metastásicas en las enfermedades del cáncer.

Contenido

Tipos de linfadenitis, fotos

Linfadenitis submandibular

linfadenitis debajo de la oreja, foto

Dependiendo de la ubicación de la aparición de procesos inflamatorios, la linfadenitis es cervical, submandibular, inguinal.

La linfadenitis cervical se asocia con diversos procesos inflamatorios y tumorales. A través del área del cuello pasa completa o parcialmente la linfa de todas las partes del cuerpo.

Faringitis estreptocócica aguda, paratonsillitis, amigdalitis, enfermedades dentales y orales, las infecciones respiratorias pueden ir acompañadas de linfadenitis aguda o crónica.

En el diagnóstico, la localización de los ganglios linfáticos inflamados es importante. Los nódulos ubicados detrás del cuello pueden variar en tamaño para la rubéola y la toxoplasmosis, y los nódulos parótidos aumentan cuando la infección de la membrana conjuntival.

Linfadenitis en niños

foto de linfadenitis en un niño

La linfadenitis submandibular ocurre con mayor frecuencia y se observa en la mayoría de los casos en la infancia y la adolescencia. El desarrollo de linfadenitis se complica por la inflamación de las amígdalas faríngeas.

Los ganglios linfáticos submandibulares aumentan con procesos inflamatorios dentales en la cavidad oral, exacerbaciones de la amigdalitis crónica. Esta linfadenitis pasa con la cura de la enfermedad subyacente.

La linfadenitis inguinal es causada con mayor frecuencia por enfermedades inflamatorias de los órganos genitales externos e internos que son de naturaleza infecciosa. Para causar un aumento en los ganglios linfáticos inguinales pueden procesos purulentos de la parte inferior del tronco y las extremidades.

A tales procesos llevan heridas purulentas, forúnculos, panaritsii, úlceras tróficas.

Síntomas de linfadenitis

Síntomas de linfadenitis

linfadenitis submandibular, foto

Los síntomas clínicos de la linfadenitis son los mismos. Para comenzar la enfermedad se caracteriza por un aumento de la temperatura, agrandamiento y endurecimiento de los ganglios linfáticos, su dolor. Con la palpación, puede encontrar que no están soldadas entre sí y cubriendo la piel.

Con la progresión del proceso inflamatorio, se forma un infiltrado denso y muy doloroso. Más tarde, la piel sobre esta área se vuelve roja, quieta, caliente, adelgazada.

Si la linfadenitis no entra en un proceso purulento, después de un tiempo los ganglios linfáticos disminuyen y adquieren su forma normal, respectivamente, con la efectividad del tratamiento de la patología subyacente.

Con un curso desfavorable de inflamación, puede llegar a ser purulento. Al mismo tiempo, la temperatura del cuerpo aumenta a 39 ° C. El estado general a menudo se viola. Hay malestar general, sudoración, dolor de cabeza y pérdida del apetito.

En unos pocos días, el ganglio linfático se derrite y se rompe el pus. A medida que el absceso desaparece, pasa el dolor intenso con linfadenitis, regresión y otros síntomas: la recuperación llega. Si la enfermedad no se trata a tiempo, el proceso inflamatorio puede provocar complicaciones (ver a continuación).

Como resultado de la sofocación del proceso agudo, a menudo se desarrolla linfadenitis crónica, en la cual hay ganglios linfáticos agrandados de diferentes tamaños con movilidad limitada. Son indoloros, pero lo suficientemente densos.

Las dimensiones ampliadas pueden durar mucho tiempo, pero luego los nódulos disminuyen debido a la proliferación de tejidos conectivos. El estado general de una persona con linfadenitis crónica no se viola, la temperatura corporal es normal.

Diagnóstico de linfadenitis

La linfadenitis superficial se diagnostica fácilmente, especialmente si se detecta un foco de infección. El médico se guía por los síntomas clínicos y los datos anamnésicos. Si el diagnóstico clínico no está claro, es necesario un examen adicional. Para pacientes con linfadenitis, debe ser integral, que incluye:

  • prueba de sangre clínica;
  • investigación serológica y microbiológica;
  • Ultrasonido;
  • Examen de rayos X;
  • biopsia por punción según indicaciones;
  • tomografía computarizada

Recientemente, se ha progresado en el diagnóstico de lesiones del sistema linfático utilizando linfografía de contraste radiográfico, termografía infrarroja remota y escaneo.

Tratamiento de linfadenitis, antibióticos

Tratamiento de linfadenitis, antibióticos

El saneamiento debe comenzar con la eliminación de un foco inflamatorio infeccioso (tratamiento de dientes cariados, amigdalitis, heridas infectadas). El tratamiento de la linfadenitis depende de su etapa.

La inflamación de los ganglios linfáticos después de una gripe o dolor de garganta no requiere medicación, ya que en la mayoría de los casos los síntomas desaparecen por sí solos.

Con linfadenitis se prescriben antibióticos, si en el área afectada hay una supuración. La antibioticoterapia y las sulfonamidas se usan dependiendo de la sensibilidad de la flora (se determina en el diagnóstico).

La duración de la terapia depende de la presencia de síntomas generales y locales, el momento de la normalización de los indicadores de laboratorio. Cualquier esquema terapéutico proporciona, en paralelo con los antibióticos, la recepción de agentes fortificantes y vitaminas que aumentan la inmunidad y mejoran el estado general del paciente.

Un resultado positivo es dado por fisioterapia (electroforesis, ultrasonido). Los métodos de tratamiento fisioterapéutico tienen un efecto estimulante sobre los procesos nerviosos y humorales, aumentan la reactividad del cuerpo y sus tejidos, actúan de forma reabsorbente y provocan un aumento de la fagocitosis local.

En ausencia del efecto del tratamiento conservador de la linfadenitis, es posible la intervención quirúrgica, cuyo resultado será la eliminación de las masas purulentas del cuerpo, al abrir el foco de la acumulación. Los ganglios linfáticos supurados se pueden extirpar y luego enviar a un estudio histológico (para excluir oncología, cáncer).

Linfadenitis en niños - características

Linfadenitis en niños

linfadenitis submandibular en un niño, foto

En un niño, los procesos inflamatorios en los ganglios linfáticos son promovidos por una infección viral respiratoria aguda con afectación nasofaríngea. La linfadenitis aguda en los niños ocurre violentamente - los síntomas locales y la reacción general son pronunciados. En primer plano, hay debilidad general, fiebre, dolor de cabeza y disminución del apetito.

Los niños en edad preescolar son más a menudo enfermos. En la mayoría de los casos, el proceso inflamatorio afecta al grupo submaxilar de los ganglios linfáticos.

Cuanto más pequeño es el niño, más fuertes son los síntomas clínicos de la linfadenitis y más grave es el tratamiento. Consiste en revelar y eliminar la causa principal de la enfermedad y la terapia compleja en el pediatra, el dentista y el otorrinolaringólogo.

Complicaciones de linfadenitis

De las complicaciones locales de la linfadenitis, uno debe recordar la posibilidad de desarrollar supuración (generalmente en la infancia). Progresivamente, la inflamación de los ganglios linfáticos sin un tratamiento adecuado implica:

  • formación de abscesos;
  • necrosis tisular;
  • envenenamiento de sangre;
  • formación de fístula;
  • tromboflebitis de venas adyacentes.

La linfadenitis purulenta se puede complicar con el desarrollo de flemones, la erosión de las paredes de los vasos sanguíneos con hemorragia. Actualmente, tales procesos son muy raros en formas sépticas y tóxicas sépticas severas. Con la terapia con antibióticos, las perspectivas son favorables.

Por lo tanto, el aumento de los ganglios linfáticos se observa en muchas enfermedades, tanto infecciosas como no infecciosas. El tratamiento de la linfadenitis comienza con la eliminación del foco primario de infección, en la etapa inicial la enfermedad puede curarse con métodos conservadores.

Interesante

La información se proporciona con fines de información y referencia, un médico profesional debe prescribir un diagnóstico y prescribir un tratamiento. No te automediques. | Contactanos | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
La copia de materiales está prohibida. Sitio editorial - info @ medic-attention.com