• Descifrado de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender los análisis en un niño?
  • Características del análisis de resonancia magnética
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido.
  • Normas durante el embarazo y los valores de las desviaciones.
Descifrado de análisis

Pielonefritis en niños: síntomas y tratamiento, formas de la enfermedad.

Recientemente, los casos de desarrollo de pielonefritis renal en niños se han vuelto muy frecuentes, y las enfermedades se encuentran con la misma frecuencia tanto en escolares como en niños pequeños.

Pielonefritis en un niño: ¿qué significa?

La pielonefritis en los niños se denomina enfermedad inflamatoria infecciosa de los riñones, durante la cual se ven afectados el cáliz, la pelvis, los túbulos y el tejido renal. El proceso patológico puede ser unilateral o bilateral, ocurrir solo o en el contexto de otras enfermedades.

La pielonefritis en niños menores de un año de edad en la mayoría de los casos se desarrolla como una complicación después de SARS no tratado, amigdalitis o faringitis. Con mayor frecuencia, la enfermedad se diagnostica en las niñas, debido a la estructura anatómica de la uretra: la uretra es ancha y corta, lo que facilita la penetración de bacterias patógenas del medio ambiente.

Contenido

Pielonefritis aguda y crónica en niños.

Pielonefritis en niños

Dependiendo del curso de la enfermedad, el cuadro clínico, la prescripción y la gravedad de los síntomas, distinguen:

  1. Pielonefritis aguda;
  2. Pielonefritis crónica.

La forma aguda de la enfermedad se caracteriza por el desarrollo de un cuadro clínico turbulento y la aparición de fenómenos disúricos. La pielonefritis crónica en un niño se desarrolla como resultado de daño renal agudo no tratado o descuidado, así como en el contexto de infecciones urinarias existentes de larga data.

El principal signo de la transición de la enfermedad a una forma crónica del curso es la larga presencia del cuadro clínico de pielonefritis, así como la aparición de varias recaídas de la infección en los últimos seis meses.

Dependiendo de las causas, distinguen:

  • Pielonefritis primaria: inicialmente se desarrolla un proceso patológico directamente en los tejidos del riñón;
  • Pielonefritis secundaria: una enfermedad se desarrolla como resultado de la presencia de focos de infección en el cuerpo.

Un patógeno infeccioso ingresa al tejido renal de varias maneras:

  • Con flujo de sangre;
  • Con una corriente de linfa;
  • Ascendiendo - desde el medio ambiente.

Las principales causas de pielonefritis en niños son:

  • El incumplimiento de las normas personales de higiene íntima, por ejemplo, el lavado inadecuado de las niñas, como resultado de lo cual la Escherichia coli del recto ingresa a la uretra y provoca el desarrollo de un proceso inflamatorio;
  • La presencia en el cuerpo de focos de infección crónica, de los cuales los patógenos infecciosos con flujo sanguíneo o linfático pueden moverse libremente en el cuerpo y provocar el desarrollo de procesos inflamatorios: dientes cariados, amigdalitis crónica;
  • Enfermedades inflamatorias del sistema genitourinario, como resultado de lo cual el patógeno infeccioso puede extenderse a los riñones: uretritis, cistitis, vulvitis, vulvovaginitis, balanopostitis;
  • Infecciones intestinales;
  • Onfalitis purulenta: inflamación de la herida umbilical en recién nacidos;
  • Hipotermia del cuerpo, en particular la zona lumbar;
  • Lesiones y accidentes cerebrovasculares de la región lumbar, como resultado de lo cual se puede desarrollar un proceso inflamatorio.

Los factores predisponentes para el desarrollo de pielonefritis infantil son las infecciones virales transferidas recientemente: amigdalitis, sarampión, paperas, varicela, infecciones virales respiratorias agudas, escarlatina e invasión helmíntica.

Síntomas de pielonefritis en niños

Síntomas de pielonefritis en niños

Los primeros síntomas de pielonefritis aparecen repentinamente, el cuadro clínico se caracteriza por la aparición de una serie de signos:

  1. Aumento de la temperatura corporal a 38.5-39 grados;
  2. Escalofríos y sudoración excesiva.
  3. Dolor al orinar, una disminución en la cantidad de orina excretada (la orina con pielonefritis en un niño es de apariencia turbia, debido al alto contenido de leucocitos en ella);
  4. Aumento de la debilidad, letargo, lagrimeo, síntomas de intoxicación del cuerpo;
  5. En los bebés, es posible una regurgitación constante, en niños mayores, se abre el vómito;
  6. Diarrea
  7. Dolor en el abdomen, región lumbar, que se intensifica con el esfuerzo físico o golpeando ligeramente la espalda baja (un síntoma positivo de Pasternatsky).

En la pielonefritis crónica, el cuadro clínico de la enfermedad no es tan pronunciado: el niño tiene efectos disúricos (dolor y ardor al orinar, incontinencia urinaria), falta de apetito, piel pálida, el niño está lento.

En ausencia de un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado, la enfermedad puede complicarse por nefrosclerosis, hipertensión arterial, estiramiento y acumulación de líquido en el riñón, el desarrollo de insuficiencia renal crónica.

Diagnóstico de la enfermedad.

Como regla general, cuando un niño encuentra los síntomas clínicos anteriores, los padres se apresuran a buscar ayuda médica de un pediatra. Con un historial médico de la vida y la enfermedad del niño, el médico realiza un examen inicial, que incluye auscultación, palpación abdominal, golpeteo en la región lumbar.

Si se sospecha inflamación renal, el médico le da al niño una referencia para una consulta con un nefrólogo o urólogo. Para confirmar el diagnóstico, el paciente debe someterse a un examen integral completo, que incluye:

  • Exámenes de sangre (clínica general y bioquímica);
  • Pruebas de orina (general, según Nechiporenko, según Amburge, determinación del pH de la orina y cultivo de orina bacteriana);
  • Ultrasonido de los riñones;
  • A veces, para determinar el patógeno, se prescriben diagnósticos de PCR y ELISA.

En algunos casos, se recomienda CT, urografía excretora y angiografía renal.

La pielonefritis pediátrica debe diferenciarse de las enfermedades inflamatorias de la pelvis en las niñas, apendicitis aguda, glomerulonefritis , por lo que a veces, además de consultar a un nefrólogo o urólogo, el paciente debe consultar a un ginecólogo y cirujano pediátrico.

Tratamiento de pielonefritis en niños, medicamentos y antibióticos.

Tratamiento de pielonefritis en niños, medicamentos y antibióticos.

El tratamiento efectivo de la pielonefritis en los niños se basa en la terapia médica, la dieta y el régimen de bebida.
Durante el período agudo de la enfermedad, el niño debe estar en la cama. Si no hay apetito, entonces los padres no deben insistir, la única excepción es la leche materna en los niños que son amamantados.

La base para el tratamiento de la enfermedad son los medicamentos antibacterianos. Los antibióticos para la pielonefritis en niños son seleccionados por un especialista individualmente después de realizar una prueba de sensibilidad del patógeno infeccioso al medicamento.

Se da preferencia a los medicamentos de la serie de cefalosporinas: ceftriaxona, cefuroxima, cefodex, cefotaxima. Junto con los antibióticos, según la edad del niño, se prescriben urosepticos: furadonina, furazolidona, nitrofurilo.

A altas temperaturas, así como para el alivio del dolor en la región lumbar, al paciente se le recetan medicamentos basados ​​en supositorios de Paracetamol - Panadol suspensión, Efferalgan, Cefecon.

Además del tratamiento farmacológico, es muy importante observar el régimen de bebida, aumentar la dosis diaria de líquido a 1.5-2 litros, y para bebés mayores de 6 meses a 750 ml.

Durante el período de reducción de la clínica aguda de la enfermedad, al niño se le recetan hierbas medicinales, procedimientos fisioterapéuticos, terapia de ejercicios, masajes, tratamiento de agua mineral y tratamiento de spa.

  • Un niño después de sufrir pielonefritis debe registrarse en el urólogo o nefrólogo durante 1 año, después de lo cual, en ausencia de complicaciones de la enfermedad o su recaída, el paciente puede ser retirado del registro.

Dieta para pielonefritis en niños

Durante la fase aguda de la enfermedad en ausencia de apetito, el paciente no debe insistir en comer, pero el régimen de bebida debe observarse estrictamente. Después de normalizar la temperatura corporal y detener la fase aguda de la pielonefritis, se le ofrece al niño una dieta moderada.

De la dieta por el momento excluido:

  • Carne y pescado de variedades grasas;
  • Chocolate
  • Pan fresco
  • Mantequilla
  • Bebida fuerte de té y café;
    Hornear

Se da preferencia a los platos lácteos y vegetales, en particular cereales hervidos preparados en el agua con la adición de leche, verduras y frutas, sopas de verduras, requesón, kéfir, yogur. De la carne, se permiten un pavo y un conejo en forma de chuletas al vapor.

Prevención de pielonefritis en un niño

La prevención de la pielonefritis en los niños son:

  • Tratamiento oportuno de infecciones virales respiratorias agudas y enfermedades infecciosas e inflamatorias;
  • Monitoreo de la condición del esmalte dental, tratamiento de caries en la etapa inicial de su desarrollo;
  • Falta de hipotermia;
  • Cumplimiento de la higiene personal íntima, en particular el lavado adecuado de las niñas, de adelante hacia atrás;
  • Cambio regular de pañales desechables en niños de hasta un año;
  • Fortalecimiento de la inmunidad, vacunación por edad.

El pronóstico de pielonefritis aguda en niños, con diagnóstico oportuno y tratamiento complejo, es favorable, el 95% de los pacientes se recuperan por completo y solo el 5% de la enfermedad se vuelve crónica con períodos de exacerbaciones y remisiones.

Interesante

La información se proporciona con fines informativos y de referencia, un médico profesional debe diagnosticar y prescribir el tratamiento. No automedicarse. El | Contacto | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
Copiar materiales está prohibido. Personal editorial - info @ medic-attention.com