• Descodificación de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender el análisis del niño?
  • Características del análisis de MRI
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido
  • Tasas de embarazo y valores de varianza.
Explicación de análisis

Pleuritis de los pulmones, ¿qué es? - formas, síntomas y tratamiento

En la sección de neumología de la medicina, entre las muchas patologías de la cavidad pleural, la enfermedad más común es la pleuritis (pleuresía).

¿Qué es? Pleurisy es un término que generaliza varias enfermedades que causan la inflamación de la serosa del pulmón: la pleura. Como regla general, se desarrolla con patologías existentes, acompañadas por la salida de exudado o coágulos de fibrina en la cavidad pleural pulmonar.

El desarrollo de la pleuresía

Pleura es una serosa de dos capas (en forma de dos láminas) que rodea los pulmones: la hoja interna (visceral) y la externa (parietal). La lámina interna pleural cubre directamente el tejido pulmonar y sus estructuras (tejido nervioso, red vascular y ramas bronquiales) y los aísla de otros órganos.

Pulvitis de los pulmones La lámina pleural exterior que recubre las paredes torácicas intracavitarias. Asegura la seguridad de los pulmones y el deslizamiento de las sábanas, evitando su fricción en el proceso de respiración.

En un estado saludable y normal, la distancia entre las membranas de la hoja pleural no supera los 2,5 cm y está llena de líquido seroso (suero).

El líquido entra entre las hojas de pleura de los vasos de la zona superior del pulmón, lo que da como resultado procesos de filtración de sangre por plasma. Bajo la influencia de cualquier lesión, enfermedad grave o infección, se produce una acumulación rápida entre las membranas pleurales, lo que provoca el desarrollo de reacciones inflamatorias en la pleura - pleurosis.

El trabajo normal de las funciones vasculares, asegura la absorción del exceso de exudado, dejando una pleura en la hoja pleural en forma de proteínas de fibrina, por lo que existe una forma seca (fibrinosa) de pleuresía.

La insolvencia de las funciones vasculares provoca la formación de líquido sanguinolento, purulento o linfoide en la cavidad de la membrana pleural, el tipo de pleura exudativa.

Contenido

Causas de pleuresía, etiología

La razón del desarrollo de la pleuritis se debe a dos grandes grupos de factores provocativos: una naturaleza infecciosa y no infecciosa.

La infección, a menudo se convierte en un factor causal en el inicio de reacciones inflamatorias con la formación de líquido purulento (efusión) entre las membranas de la pleura. La penetración en el patógeno puede ocurrir como resultado del contacto directo con el foco infeccioso (generalmente en el pulmón), a través de la sangre y la linfa, o por contacto directo (cirugía, lesión, lesión). El agente causal es:

  1. Mycobacterium tuberculosis (tuberculosis pleuritis);
  2. Bacteria Kokkovye;
  3. Parásitos , protozoos e infecciones fúngicas.

Los factores no infecciosos más comunes están influenciados por:

  • Neoplasmas malignos en la pleura o metástasis de tumores localizados fuera de esta. El proceso tumoral daña la membrana de la pleura, contribuye a un aumento significativo en la secreción de exudado y al desarrollo de patología exudativa.
  • Enfermedades sistémicas que causan daño vascular y tisular;
  • Embolia pulmonar, cuando la inflamación pasa a la membrana de la pleura;
  • Una patología aguda del músculo cardíaco, debido a una disminución en el factor inmune;
  • Toxinas urémicas en la enfermedad renal;
  • Enfermedades de la sangre y del tracto gastrointestinal.

La manifestación de formas clínicas de la enfermedad se clasifica:

  • por forma o forma;
  • por la naturaleza del exudado y su cantidad;
  • en el sitio de reacciones inflamatorias;
  • por signos clínicos, como se manifiesta - pleuresía aguda, subaguda o crónica, con proceso inflamatorio bilateral de la pleura o pleuresía del lado izquierdo y del lado derecho.

Síntomas de pleuresía de los pulmones

Síntomas de pleuresía de los pulmones

La enfermedad se desarrolla, generalmente con una forma de pleuresía seca (fibrinosa), que dura de 1 a 3 semanas. La ausencia de una dinámica positiva de tratamiento facilita su flujo a la pleurosis exudativa o crónica.

La pleurosis seca (fibrinosa) se caracteriza por lo repentino y la gravedad de la manifestación. Los primeros síntomas de la pleuresía se manifiestan especialmente dolor de pecho agudo en el desarrollo de reacciones inflamatorias. La tos, los estornudos y los movimientos vibratorios causan un aumento en el dolor.

La respiración profunda se acompaña de una tos seca y caliente. La temperatura está ausente o aumenta ligeramente.

Se observa lo siguiente:

  • migraña, condición dolorosa y debilidad;
  • dolor en las articulaciones y dolor muscular periódico;
  • escuchando la ronquera y el ruido: evidencia de frotar las hojas de pleura causadas por el precipitado de fibrina.

Los síntomas de la pleuresía seca de diversas formas de manifestación se distinguen por signos especiales.

  1. Tipo PriStenochny de inflamación, la enfermedad más frecuente. Su característica principal es un aumento constante en los síntomas de dolor durante la tos refleja y los estornudos.
  2. El proceso del diafragma de la inflamación se caracteriza por signos de dolor que irradian al área del hombro y a la zona anterior del peritoneo. Los movimientos de hipo y deglución causan sensaciones desagradables.
  3. La pleuresía pleural superior (seca) se reconoce por los signos de dolor en la escápula del hombro y las patologías neurálgicas en las manos. Esta forma se desarrolla en casos de tuberculosis de los pulmones, que luego se convierte en una pleurosis aplastada.

Forma de pleuresía exudativa y efusiva. Los síntomas de pleuresía de la forma de la efusión pulmonar, en sus diversas formas, en la etapa de desarrollo inicial son similares a la pleuresia seca. Después de un cierto tiempo se vuelven "borrosas", ya que los huecos entre las hojas se llenan de efusión y el contacto se detiene.

Sucede que la especie exudativa se desarrolla sin pleura fibrosa previa.

Durante algún tiempo los pacientes pueden no sentir cambios en el departamento torácico, la sintomatología característica se manifiesta más tarde:

  • fiebre con temperatura muy alta;
  • taquipnea y dificultad para respirar;
  • hinchazón y cianosis de la zona facial y cervical;
  • hinchazón de venas y pulsación venosa en el cuello;
  • expansión del esternón en el área de la inflamación;
  • protrusión, o alisamiento de las fisuras intermusculares en las costillas;
  • edema en los pliegues de la piel inferior en el área de las manifestaciones del dolor.

Los pacientes tratan de evitar movimientos innecesarios, se encuentran solo en el lado no dañado. Posible expectoración de esputo sanguinolento.

Pleura purulenta Se forma en casos raros, patología muy grave con graves consecuencias que, en la mayoría, son letales. Muy peligroso en niños y ancianos. La purulencia purulenta se desarrolla en el contexto de la inflamación o absceso de los pulmones. Parece:

  • dolores de la costura en el esternón, que disminuyen cuando la cavidad de la pleura es purulenta;
  • pliegues y peso bajo costilla;
  • insuficiencia de inspiración profunda y una sensación de falta de aire;
  • aumento gradual de tos seca;
  • temperatura crítica y expectoración purulenta.

Si la enfermedad es una consecuencia de un absceso pulmonar, entonces debido a su ruptura hay una tos persistente y dolorosa que causa síntomas graves de dolor en el costado.

El exudado purulento causa intoxicación en forma de blanqueamiento de la piel y sudor frío. Puede aumentar la presión y crear dificultad para respirar, dificultando la respiración. Con estos síntomas de pleuresía de los pulmones, tanto el tratamiento como el seguimiento posterior de su eficacia deben realizarse dentro de las paredes del hospital.

Forma tuberculosa Caracterizado por la mayor frecuencia de desarrollo en la infancia y la juventud. Se manifiesta en tres formas principales: pleurosis para-específica (alérgica), perifocal (local) y tuberculosa.

Para-específico comienza con fiebre alta, taquicardia, disnea y síntomas de dolor en el costado. Los síntomas desaparecen inmediatamente después de llenar la cavidad pleural con líquido.

La forma perifocal se manifiesta ya en presencia de lesiones tuberculosas del tejido pulmonar, que dura mucho tiempo con períodos de exacerbación y remisiones espontáneas.

Los síntomas en la forma seca de las lesiones de tuberculosis se deben a los signos de fricción de las hojas pleurales que causan ruido durante la respiración y dolor en el esternón. La presencia de derrame se acompaña de una sintomatología clara:

  • fiebre y sudoración;
  • latido rápido del corazón y ahogo;
  • espasmos musculares dolorosos laterales y esternal;
  • respiración ronca y estado febril;
  • protuberancia en forma de cono y compactación en el tórax en el área de la reacción inflamatoria.

Métodos de tratamiento de la pleuritis

Métodos de tratamiento de la pleuritis

No existe un régimen único para tratar la pleuritis. La base del proceso terapéutico es el diagnóstico físico del médico, después del cual se designan los métodos apropiados de diagnóstico instrumental, de acuerdo con los resultados de los cuales, la terapia individual se selecciona con todos los parámetros de la patología (forma, especie, localización,

Como tratamiento conservador, se usa medicamento.

  1. Medicamentos antibacterianos, incluso antes de obtener resultados bacteriológicos: preparaciones y análogos de Bigaflon, Levofloxacin, Cepepime o Ceftriaxone, seguidos de su reemplazo por preparaciones para un patógeno particular.
  2. Anestésicos y medicamentos antiinflamatorios utilizados para enfermedades inflamatorias y degenerativas (ácido mefenámico, indometacina o Nurofen);
  3. Terapia antifúngica, con una causa fúngica de patología.
  4. Con pleuréticos, como consecuencia de los procesos tumorales, se prescriben preparaciones de hormonas naturales y medicamentos antitumorales.
  5. En el tratamiento de la pleuritis exudativa, el uso de diuréticos está justificado. Y drogas vasculares (como se indica).
  6. Con una forma seca de pleuresía, se prescriben supresores de la tos (codeína o dionina), métodos térmicos de fisioterapia y métodos de vendaje apretado del esternón.
  7. Para prevenir el desarrollo de empiema pleural, como consecuencia de la complicación de la pleuresía exudativa, se lleva a cabo la eliminación de la punción del exudado purulento, seguido del lavado de la cavidad de las capas pleurales con soluciones de antibióticos.

Posibles complicaciones y consecuencias

El descuido de los procesos inflamatorios en la pleura pulmonar conduce a complicaciones peligrosas de la pleuresía: adhesión de las capas pleurales por proceso adhesivo, alteraciones locales de la circulación sanguínea, causadas por la compresión de los vasos por derrame, desarrollo de comunicaciones pleurales pulmonares simples y múltiples (fístula).

La complicación más peligrosa es el empiema pleural (pyotorax) en el cual la ausencia de drenaje adecuado de pus causa el desarrollo de procesos de empiema multicámara.

Con los procesos de cicatrización y engrosamiento de la membrana pleural, desarrollo de sepsis en tejidos adyacentes (septicopyemia), cambios patológicos en los bronquios (bronquiectasias), distrofia amiloide.

Todo esto, en más del 50% de los casos, puede provocar un desenlace fatal. El porcentaje de muertes en niños y pacientes ancianos es mucho más alto.

Interesante

La información se proporciona con fines de información y referencia, un médico profesional debe prescribir un diagnóstico y prescribir un tratamiento. No te automediques. | Contactanos | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
La copia de materiales está prohibida. Sitio editorial - info @ medic-attention.com