• Descodificación de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender el análisis del niño?
  • Características del análisis de MRI
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido
  • Tasas de embarazo y valores de varianza.
Explicación de análisis

Sepsis, ¿qué es eso? Síntomas, diagnóstico, tratamiento y complicaciones de la sepsis

¿Qué es? La sepsis es una infección purulenta que se disemina a través del cuerpo, desarrollándose desde el foco primario en el fondo de un debilitamiento de los mecanismos de protección y procediendo con una brusca opresión de las funciones de varios órganos y sistemas de vital importancia. El problema de la sepsis es relevante en relación con el aumento de la morbilidad, las dificultades en el diagnóstico y la alta mortalidad, luego consideraremos en detalle qué tipo de enfermedad es.

La palabra "sepsis" de origen griego significa descomposición o descomposición. El término se utiliza en diversas áreas de la medicina clínica, tiene una amplia interpretación terminológica, que se debe a la variedad de manifestaciones clínicas de la enfermedad. Esta condición es causada por la penetración en el torrente sanguíneo y los tejidos de los patógenos de la infección y los productos de su actividad vital, se caracteriza por un proceso inflamatorio en todo el cuerpo.

Durante muchos siglos, la sepsis se llevó la vida de los heridos y enfermos, se consideró la complicación más grave y amenazante de la infección de la herida. Antes del descubrimiento de los antibióticos, la mortalidad como resultado de la enfermedad alcanzó el 100%.

Pero incluso ahora, la letalidad también se mantiene en un alto nivel. En los Estados Unidos, cerca de 700 mil casos de sepsis se registran durante un año y mueren entre 200 y 215 mil pacientes. Esto no es solo un problema médico, sino también demográfico y económico.

Contenido

Causas de la sepsis

septicemia

La sepsis es provocada por varios tipos de bacterias, virus u hongos. Muy a menudo es causada por estreptococos y estafilococos, con menos frecuencia puede ser provocada por neumococos y E. coli. En su desarrollo, se asigna un papel importante a las defensas del cuerpo, que se pueden reducir como resultado de una enfermedad grave, la pérdida de grandes cantidades de sangre, la intervención quirúrgica.

Las causas de la infección general incluyen:

  • supuración de la herida;
  • curso agravado de enfermedades purulentas locales (forúnculo);
  • complicaciones después del parto y el aborto;
  • inflamación purulenta del sistema urogenital;
  • procesos supurativos agudos o crónicos de la cavidad oral.

La reacción séptica se desarrolla con peritonitis, neumonía, infección de dispositivos intravasculares y catéteres. La sepsis no surge como resultado de la influencia directa de microbios y toxinas en el cuerpo, sino que es el resultado de grandes trastornos en el sistema inmune, pérdida total o parcial de la capacidad de suprimir el patógeno fuera del foco infeccioso, lo que hace que la recuperación del paciente sea casi imposible sin tratamiento intensivo.

Clasificación

De acuerdo con publicaciones nacionales y extranjeras, existen muchos puntos de vista sobre la definición y la patogénesis de la sepsis. Hoy en día, la enfermedad se divide en el curso clínico, dependiendo de la puerta de entrada de la infección, el tipo de patógeno y la localización del foco primario.

De acuerdo con el curso clínico, ocurre la sepsis:

  • Rayo rápido o agudo;
  • agudo;
  • subaguda
  • crónico.

Para la sepsis fulminante se caracteriza por un inicio rápido y una progresión rápida, a menudo un resultado letal durante 1-2 días. La forma aguda de la enfermedad dura de 6 a 14 días sin remisión. Subaguda: de 2 a 12 semanas, los signos son menos pronunciados. La sepsis crónica con recaídas y períodos de remisión se puede observar durante varios años.

Depende de la puerta de entrada delinear:

  • sepsis de la herida (herida accidental o postoperatoria);
  • quemar
  • postparto;
  • sepsis en patologías de órganos internos (pericarditis, neumonía).

Con respecto a la localización de la fuente séptica primaria de sepsis:

  • dental;
  • tonsilogenético (foco primario en las amígdalas);
  • otogennym (complicación de la otitis);
  • rinogenia (el foco primario se localiza en los senos paranasales y la cavidad oral);
  • ginecológico;
  • umbilical (el collar de entrada es una herida umbilical);
  • Cardiogénico (focos sépticos en el endocardio).

También incluye la urosepsis con la ubicación de la infección en el riñón y el tracto urinario.

La infección se distingue por el tipo de patógeno. Según esta clasificación, sucede:

  • estafilocócica;
  • estreptococo;
  • colibacilo;
  • pseudo-mono;
  • anaeróbico;
  • hongos.

La sepsis puede ser secundaria, desarrollarse con infección purulenta y primaria, cuando no se puede determinar el foco. La admisibilidad de la aparición de esta última forma es discreta, ya que una fuente infecciosa en el momento del desarrollo de la sepsis puede perder su importancia clínica y puede no detectarse durante el examen de un paciente.

Síntomas de la sepsis

Síntomas de la sepsis

Casi todos los órganos y sistemas del cuerpo se ven afectados por procesos patológicos que se observan en la sepsis. Los síntomas de la sepsis son diversos y dependen de su forma clínica, la ubicación del foco primario.

Como regla general, la enfermedad comienza de forma aguda, con un aumento de la temperatura a 39-40 ° C. La fiebre puede ser permanente, remitente u ondulada. Se acompaña de un escalofrío, sudores y dolorosas palpitaciones, que continúan después de la normalización de la temperatura corporal.

Los cambios en el sistema nervioso central incluyen somnolencia, confusión, excitación o inhibición, desorientación.

Entre los daños a los órganos más a menudo se manifiestan: artritis y poliartritis, endocarditis con afectación de las válvulas, neumonía por poliserción.

La sepsis acompaña al daño renal de una naturaleza diferente. Los cambios se manifiestan en forma de daño a los túbulos renales, oliguria. La deriva de la sepsis infecciosa en los riñones puede expresarse por cistitis, parainfritis, pielitis.

De parte del sistema digestivo, a menudo diarrea debilitante, náuseas, vómitos, dolor de ataques en el abdomen. Los procesos patológicos en el hígado y el bazo se manifiestan en forma de ictericia, aumento de la bilirrubina.

Casi obligatorio en pacientes con sepsis es la derrota del sistema respiratorio. La gravedad de la condición puede variar desde falta de aliento hasta el desarrollo de trastornos graves de la función pulmonar en forma de síndrome de dificultad respiratoria. La patología se caracteriza por una erupción hemorrágica o pustulosa en el tronco y las extremidades, que aparece al final de la primera semana de la enfermedad y dura mucho tiempo, desapareciendo y volviendo a inflamarse.

La sepsis es un proceso dinámico que a menudo se desarrolla en un escenario impredecible, por lo que no existe un criterio de diagnóstico básico y único.

Diagnóstico de sepsis

El diagnóstico de sepsis se basa en análisis exhaustivos, evaluación y comparación de datos clínicos y de laboratorio. La historia, la presencia del foco primario, las puertas de entrada y la comparación del síndrome séptico (fiebre, escalofríos, intoxicación grave, taquicardia inadecuada) con múltiples lesiones de órganos son importantes.

El diagnóstico de laboratorio se basa en la definición de un marcador de inflamación sistémica, la procalcitonina, que se considera el indicador más efectivo de sepsis. Usualmente en humanos, esta cifra no excede 0.5 ng / ml. Si la cifra es más de 2 ng / ml, la sepsis se diagnostica con una alta probabilidad.

Un estudio microbiológico también se lleva a cabo. Para el diagnóstico, no solo se selecciona sangre, sino también material de heridas, tubos de traqueotomía, drenajes.

Para el mínimo de diagnóstico, que debe designar a un médico para aclarar el diagnóstico incluyen:

  • un análisis de sangre expandido con una fórmula;
  • análisis general de orina;
  • Radiografía de los órganos de la cavidad torácica.

Métodos de investigación adicionales: ultrasonido, tomografía computarizada, punción.

Tratamiento de la sepsis

En el tratamiento de la sepsis, la terapia antimicrobiana en fases oportuna desempeñará un papel importante. La elección de un medicamento antibacteriano depende de la gravedad del estado del paciente y las características farmacológicas del medicamento, ya sea una infección adquirida en la comunidad o una infección hospitalaria provocada por la presencia del brote.

Cuando se trata la sepsis con antibióticos, carbapenémicos (imipenem), cefalosporinas (ceftriaxona) en combinación con aminoglucósidos (gentamicina), los glucopéptidos (vancomicina) son de la mayor importancia.

El retraso en iniciar la terapia antibiótica necesaria aumenta el riesgo de complicaciones y mortalidad. Las preparaciones son prescritas por cursos durante 2-3 semanas, mientras se usan varias drogas.

El tratamiento también incluye terapia de desintoxicación, apoyo nutricional (nutrición enteral), inmunoterapia, corrección de la hipoxia tisular, terapia intensiva y reanimación, según indicaciones - intervención quirúrgica. Casi todos los pacientes con sepsis necesitan terapia respiratoria.

Para prevenir el daño a los pulmones con síntomas del síndrome de dificultad aguda, se necesita un modo especial de ventilación artificial.

La organización del tratamiento siempre es compleja. La terapia se lleva a cabo en una estrecha alianza de un cirujano, terapeuta y reanimador. Una de las tareas importantes del tratamiento es la búsqueda y la sanación de focos purulentos primarios y secundarios: sin su eliminación, incluso en el nivel más alto de terapia, no se puede esperar que el paciente se recupere.

Sepsis en recién nacidos

Sepsis en recién nacidos

En la estructura de los factores de mortalidad de recién nacidos a término, se observa un aumento en la proporción de patología infecciosa. Entre las causas de la sepsis en recién nacidos, el último papel en la violación de una respuesta inmune adecuada no pertenece a la infección intrauterina del feto.

El foco de infección en tales casos es:

  • microflora del canal de parto de la madre;
  • enfermedades infecciosas inflamatorias en mujeres embarazadas;
  • período anhidro en el parto más de 6 horas;
  • partos fuera del hospital.

Se diagnostica un alto riesgo de sepsis en niños si el peso al nacer es menor a 1500 g.

Complicaciones

Varias complicaciones que surgen durante el curso de la enfermedad a menudo cambian significativamente el cuadro clínico y predeterminan su resultado. Las complicaciones de la sepsis incluyen:

  • shock séptico;
  • insuficiencia renal y hepática aguda;
  • sangrado
  • tromboembolismo;
  • neumonía;
  • pielonefritis;
  • endocarditis.

Algunas de estas complicaciones son el resultado de un debilitamiento de las capacidades compensatorias del cuerpo durante el curso de la sepsis, otras surgen debido a la intoxicación y diseminación de la infección como resultado de trastornos metabólicos. El shock séptico es la causa más común de muerte.

Pronóstico y prevención

El pronóstico de la sepsis es extremadamente grave. Especialmente es decepcionante en niños pequeños, en el embarazo, en personas de edad madura, con agravantes enfermedades acompañantes.

La prevención es el tratamiento oportuno de heridas y focos purulentos, la implementación de reglas de asepsia y antiséptico en operaciones quirúrgicas.

Interesante

La información se proporciona con fines de información y referencia, un médico profesional debe prescribir un diagnóstico y prescribir un tratamiento. No te automediques. | Contactanos | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
La copia de materiales está prohibida. Sitio editorial - info @ medic-attention.com