• Descifrado de pruebas en línea: orina, sangre, general y bioquímica.
  • ¿Qué significan las bacterias y las inclusiones en el análisis de orina?
  • ¿Cómo entender los análisis en un niño?
  • Características del análisis de resonancia magnética
  • Pruebas especiales, ECG y ultrasonido.
  • Normas durante el embarazo y los valores de las desviaciones.
Descifrado de análisis

Severidad de la trombosis hemorroidal, tipos de tratamiento.

Las hemorroides son una de las enfermedades más comunes del recto, pero muchas personas consideran que esta dolencia es demasiado delicada para ir al médico. Mientras tanto, está lleno de complicaciones graves: en 4 de cada 5 casos, una exacerbación de la enfermedad conduce a la formación de trombosis, que provoca inflamación, dolor e incluso necrosis tisular.

La medicina oficial ofrece varias formas de lidiar con la patología, pero las recetas alternativas no serán perjudiciales para una curación rápida. ¿Cómo se desarrolla la trombosis hemorroidal? ¿Qué tan rápido avanza la recuperación? Todo depende de la puntualidad del tratamiento iniciado.

Contenido

¿Qué es la trombosis hemorroidal?

Trombosis hemorroidal Las hemorroides a veces duran años, mientras que las molestias solo se pueden expresar en molestias, a las que el paciente se acostumbra con el tiempo. Sin embargo, con el bloqueo de la luz vascular, se produce una trombosis aguda de los ganglios hemorroidales. El mecanismo para el desarrollo de complicaciones es el siguiente:

  1. Las plaquetas se depositan en los vasos del endotelio del recto.
  2. El fibrinógeno se libera en el plasma.
  3. La sangre se coagula.
  4. El trombo resultante bloquea la luz de los vasos, bloqueando completamente la salida de sangre desde el nodo.

Como resultado, el paciente tiene el inconveniente de defecar, sentarse e incluso caminar. Pero esto no es nada comparado con el dolor que ocurre en el recto.

Severidad de la trombosis.

La gravedad de los síntomas depende de la gravedad del curso de la enfermedad. Para la conveniencia del diagnóstico, los médicos introdujeron una clasificación especial:

1. La primera etapa. Estasis de sangre venosa en las hemorroides. En esta etapa, se produce dolor moderado, pero externamente el nodo permanece sin cambios. Quizás ardor y picazón en el ano, molestias durante las deposiciones. En esta etapa, las personas rara vez buscan ayuda.

2. En la segunda etapa , se produce trombosis e inflamación del nodo. Se convierte en una fuente de dolor constante, adquiere un color rojo púrpura. La hinchazón se expresa bruscamente y un espasmo del esfínter anal complica significativamente las deposiciones.

En este caso, es posible un daño adicional en el sitio con heces, lo que exacerba aún más la enfermedad. A menudo, la temperatura corporal aumenta.

3. En la tercera etapa , los tejidos circundantes participan en el proceso patológico: piel y tejido subcutáneo de la región perianal, perineo, ingle y, a veces, la superficie interna del muslo.

El mayor peligro radica en la posible necrosis de las hemorroides, que incluso puede provocar gangrena.

Los ganglios hemorroidales raramente duelen, pero una combinación de circunstancias puede conducir a trombosis. El mecanismo para el desarrollo de esta complicación es comprensible, y las razones que provocan este curso de eventos son las siguientes:

  • fuerte tensión de los músculos de la pared abdominal (por ejemplo, esfuerzo con estreñimiento, levantamiento de pesas, etc.);
  • hipotermia
  • embarazo y parto;
  • Daño mecánico del tejido.

Las mujeres embarazadas a menudo se enfrentan a trombosis hemorroidales. Esto se explica por la presión constante del feto, que se extiende hasta el recto, ubicado muy cerca del útero. Además, en las mujeres embarazadas, el porcentaje de células sanguíneas al plasma cambia, lo que puede desempeñar un papel decisivo en la pérdida de fibrina.

En casos más raros, la causa de la trombosis son los procesos inflamatorios en la región perianal y la enfermedad de la sangre, acompañados de un aumento en su coagulación. Si el médico durante el diagnóstico revela tales trastornos, se requerirá un tratamiento complejo, y no solo los ganglios.

Síntomas de trombosis hemorroidal

Síntomas de trombosis hemorroidal

Esta complicación de las hemorroides puede desarrollarse tanto dentro del recto como en la superficie externa del ano. Pero a veces la enfermedad se manifiesta y se combina. Los siguientes síntomas acompañan a la trombosis hemorroidal: dolor agudo, sangrado y edema.

El signo más llamativo de la enfermedad es el dolor. Es agudo, fuerte y constante, surge repentinamente y no se detiene, puede intensificarse con las deposiciones o el esfuerzo físico. El espasmo del esfínter a veces conduce a la incapacidad total para ir al baño.

Se pueden notar cambios externos si hay trombosis de la hemorroide externa, que se cae del recto y no responde a la reducción. Además, tiene un color rojo o carmesí y su tamaño aumenta considerablemente debido al edema.

La trombosis de la hemorroide interna no tiene signos externos tan notables. Los cambios en la membrana mucosa se detectan solo con rectoscopia o palpación.

El sangrado de una hemorroide es una señal alarmante, que indica daño a la pared. Tal síntoma puede indicar una lesión mecánica en el recto o la formación de una fístula, pero la necrosis tisular es una causa mucho más peligrosa.

La inspección visual le permite ver los nodos externos: en la etapa inicial, se nota un color púrpura, y en la tercera etapa se distinguen parches negros, rodeados de tejido edematoso y cianótico. Debido a los síntomas vívidos, el médico generalmente no plantea dudas sobre el diagnóstico.

Se realiza un examen digital para detectar áreas afectadas con hemorroides internas , para evaluar su condición. Los ganglios son difíciles de tocar, no se aprietan y queda sangre en el guante. Pero tal examen a menudo va acompañado de dolor, y el espasmo del esfínter crea dificultades adicionales: en esta situación, a menudo se usa un medicamento local para el dolor.

La rectoscopia le permite aclarar el diagnóstico, ver la presencia de fístulas y signos de inflamación del tejido intestinal alrededor de los ganglios hemorroidales. Para este propósito, se usa un dispositivo especial: un rectoscopio o espejo rectal. El procedimiento también se realiza bajo anestesia local.

Tratamiento de trombosis hemorroidal

Tratamiento de trombosis hemorroidal

El tratamiento de la enfermedad depende de la etapa del proceso patológico. El gel, la pomada, los supositorios para la trombosis de las hemorroides son efectivos en las primeras etapas. En situaciones más severas, existe la necesidad de tratamiento quirúrgico y los medicamentos se convierten en terapia de apoyo. Los médicos también recomiendan el uso de remedios caseros: un enfoque integrado no dejará una posibilidad a la enfermedad.

Tratamiento farmacológico

Los medicamentos pueden eliminar la congestión venosa en la primera etapa, en la segunda y tercera, para prevenir la formación de un nuevo coágulo de sangre, relajar el esfínter del recto y reducir la intensidad del proceso inflamatorio. Para el tratamiento, se usan dichos medicamentos:

  • Hepatrombin (supositorios y ungüentos);
  • Pomada de heparina;
  • Levomikol (ungüento);
  • Detralex (tabletas);
  • Aescin (tabletas, gel para uso externo);
  • Bloqueo de alcohol y novocaína alrededor del sitio.

Al recetar medicamentos, el médico procede del cuadro clínico general de la enfermedad. Pero no siempre los pacientes van al hospital inmediatamente después de la aparición de ganglios. Y ese es el error! Aunque deshacerse de las hemorroides no es tan simple, es posible detener el desarrollo de complicaciones bajo el poder de la medicina moderna.

Además, el embarazo impone una serie de características en el tratamiento de la trombosis hemorroidal. Por ejemplo, la curación completa es posible solo después del parto, por lo tanto, durante el embarazo, dicha terapia se considera efectiva en la que hay una tendencia positiva.

De las preparaciones, generalmente se usan ungüentos y geles, pero con las tabletas tendrá que esperar: el efecto sistémico puede afectar la condición del feto. Las pacientes generalmente no deben planear un embarazo hasta que se deshagan de las hemorroides.

Tratamiento quirurgico

La extirpación quirúrgica de la trombosis hemorroidal es efectiva en la segunda y tercera etapas en caso de impotencia de la terapia farmacológica antes de la enfermedad. Si se produce sangrado, la intervención a menudo se lleva a cabo de forma urgente. Con esta dolencia, se realizan dos tipos de operaciones:

1. Trombectomía:

  • hacer un nudo
  • sale un coágulo de sangre con sangre venosa fluyendo;
  • a veces se usa una pinza quirúrgica especial para eliminar el coágulo.

2. Resección:

  • se corta un nodo junto con la membrana mucosa cercana;
  • método más efectivo desde Elimina la causa de la enfermedad.

La intervención quirúrgica generalmente no requiere hospitalización del paciente. Solo en casos graves, el paciente se determina en un hospital bajo la supervisión constante de los médicos.

Remedios populares para el tratamiento de la trombosis.

Por supuesto, el dolor es tan insoportable que una persona incluso acepta la operación. Pero, antes de pasar por alto, vale la pena probar los remedios caseros: en combinación con la terapia con medicamentos, dan un efecto considerable.

Sanguijuelas

Aunque muchos representantes de la medicina oficial son escépticos de este método, estos animales se han utilizado durante mucho tiempo para tratar diversas enfermedades. El hecho es que la saliva de sanguijuela contiene la enzima hirudina, un anticoagulante natural.

Además, el proceso de succión de sangre del nodo hemorroidal tiene un efecto positivo. Por lo tanto, si una persona ha revelado trombosis externa de la hemorroide, el tratamiento debe realizarse con sanguijuelas.

Con la forma interna de la enfermedad, estos animales no se pueden usar porque las áreas afectadas están fuera del alcance.

Laurel

Este condimento culinario también tiene un efecto antiprurítico y descongestionante, que será útil para la trombosis de las hemorroides.

Sin embargo, los productos a base de laurel deben prepararse de acuerdo con una receta estricta: los riñones, el hígado y el corazón son muy sensibles a los componentes de la planta. Para uso interno, una infusión es adecuada:

1. 30 hojas de laurel vierten 3 litros de agua hirviendo.
2. Insista 10-15 minutos.
3. Filtro.
4. La dosis diaria es de 1 vaso (beber en 1 día en pequeños sorbos).

No estará mal usar recetas para uso externo:

1. Baños:

  • 100 g de hojas vierten 5 l de agua hirviendo;
  • insistir 20 minutos;
  • verter en un recipiente
  • el botín se sienta en él y no se levanta hasta que el líquido esté completamente frío.

2. Lociones:

  • 5-6 hojas vierten 1 taza de agua hirviendo;
  • insistir 10 minutos;
  • empape la gasa con el líquido resultante;
  • aplicado al ano durante 2-3 minutos.

3. Microclysters:

  • hacer infusiones en cuanto a lociones;
  • enfriar y filtrar;
  • inyectó líquido con una jeringa en el recto.

Medidas preventivas

La prevención de la trombosis con hemorroides consiste, en primer lugar, en la exclusión de la dieta de los alimentos que causan estreñimiento (carnes ahumadas, comidas picantes, alcohol, etc.). Si limita la presión de las heces en los nodos, puede evitar la aparición de coágulos de sangre no deseados. Pero, sin tratamiento para las hemorroides en sí, el riesgo de coágulos de sangre aún permanece: se recomienda hacer todo lo posible para deshacerse de la enfermedad primaria.

Además, como medidas preventivas, los médicos aconsejan hacer ejercicio moderado y no presionar demasiado durante las deposiciones. Si ni siquiera puede ir al baño, es mejor tomar un laxante suave. Entre las recetas populares, un vaso de leche hervida con 1 cucharada de miel hará frente a esta tarea.

Conclusión

La trombosis de las hemorroides se expresa en dolor intenso e hinchazón en el recto. A menudo, el paciente tiene un espasmo del esfínter anal, lo que crea dificultades adicionales con las heces. El tratamiento con hierbas, píldoras y ungüentos ayudará a hacer frente a la enfermedad. Pero si se observa sangrado y exacerbación periódica de la enfermedad, la operación quirúrgica es indispensable. Sin embargo, la mejor opción de tratamiento es eliminar la causa raíz. Es con las hemorroides que necesita luchar para detener la aparición de complicaciones.

Interesante

La información se proporciona con fines informativos y de referencia, un médico profesional debe diagnosticar y prescribir el tratamiento. No automedicarse. El | Contacto | Publicidad | © 2018 Medic-Attention.com - Salud en línea
Copiar materiales está prohibido. Personal editorial - info @ medic-attention.com